Consigue un 15% de descuento en tu primera compra con este código: PRIMERPEDIDO
SUSCRÍBETE AQUÍ Y RECIBIRÁS OFERTAS DE HASTA EL 50%

Categorías

Los más vendidos

Ofertas

Aceite de marihuana para cocinar

Publicado por     18/07/2019 13:53:14    0Comentarios
Aceite de marihuana para cocinar

El aceite de marihuana es ampliamente conocido por su aplicación en la cosmética pero también se ha venido popularizando su uso en la cocina.

El aceite de marihuana para cocinar es un ingrediente fantástico para lograr que tus recetas den un toque a los comensales sin exagerar en sus efectos, la idea es mezclarlo con alimentos como vegetales o ensaladas y que funcione con un uso similar al del aceite de oliva, girasol u otra semilla.

Las posibilidades que ofrece el cannabis en la cocina son muy amplias, hay quienes utilizan aceite de marihuana para cocinar postres cannabicos o para integrarlo a tu cocina diaria.

Lo ideal es conseguir el equilibrio entre potencia y sabor, no querrás obtener un aceite que deje colocados a tus invitados.

Cómo hacer aceite de marihuana para cocinar

Cuando elaboramos aceite de cannabis es posible que emplees varias técnicas para obtenerlo, el fin último es el mismo, obtener un aceite concentrado con el poder de los cannabinoides y que pueda emplearse en la cocina como un ingrediente con facultades especiales.

Para obtener nuestro aceite de marihuana para cocinar existen tres métodos básicos que son los más utilizados, técnicamente no representan procedimientos muy complicados pero si es preciso que sigas al pie de la letra el paso a paso para lograr el objetivo deseado.

Ten en cuenta que cualquiera de las modalidades que quieras utilizar para preparar el aceite admite que utilices aceite de girasol, soja o incluso de coco, aunque el más recomendado por su calidad y sabor es el aceite de oliva extra virgen o aove.

Lo importante es que el aceite que emplees sea de calidad y tenga un alto contenido en grasas, esto sirve de ayuda para que los tricomas del cannabis puedan realmente diluirse en el aceite.

Es recomendable emplear cogollos densos, aunque existe la posibilidad de triturarlos según el modo de preparación.

Es importante que no quede parte de la materia prima en el aceite para que no cambie su sabor a lo largo del tiempo.

Cocinar con aceite de marihuana

Recuerda respetar la dosis de cannabis recomendada, si exageras tu aceite podría llegar a tener un efecto muy potente y ese no es el objetivo.

Algunas de las técnicas que vamos a describir a continuación aplican calor y con ellas puedes obtener tu aceite de marihuana para cocinar en menos tiempo, así que te invitamos a elegir y revisar cada una para que selecciones la que más te guste.

Aceite de marihuana por maceración

Al preparar aceite de cannabis por maceración, nuestro aceite absorberá todas las propiedades y elementos de la planta al estar en contacto con ella por un tiempo determinado.

El cannabis irá desprendiendo todo sus compuestos sin tener que exponerlo a altas temperaturas.

La preparación es sencilla, solo debes colocar en un envase o botella de vidrio unos 400 mililitros de aceite de oliva (o el de tu preferencia) junto a 2 gramos de marihuana.

Poco a poco el cannabis se irá empapando del aceite y la hierba se irá hasta el fondo del envase, asegúrate que todo el cogollo quede impregnado de aceite.

Después debes colocarle al envase una tapa que encaje a la perfección para que no entre aire.

Colócale una etiqueta al envase con la fecha en la que realices la preparación, esto te servirá para saber cuándo el aceite estará listo.

Lo ideal es conservar el envase donde se está preparando la maceración en un lugar oscuro y sin humedad durante al menos 30 días, aunque si esperas alrededor de mes y medio el resultado será mucho mejor.

El objetivo es que el aceite logre absorber por maceración los elementos del cannabis, así obtendrás un aceite cargado de THC, CBD y otros cannabinoides.

Aunque se trata del camino más largo para producir aceite de marihuana para cocinar es una forma muy sencilla y no tiene mayores complicaciones.

Se trata de una técnica de elaboración sencilla y económica que solo demanda mucha paciencia ya que si te adelantas el tiempo mínimo recomendado, no tendrá el sabor y el efecto deseado.

Cocinar con aceite de cannabis

Químicamente durante la maceración el aceite sube y baja de temperatura naturalmente de acuerdo al ambiente, esto ayuda a que el cannabis suelte sus compuestos y, poco a poco, sus propiedades quedan en el aceite.

Comprueba que el aceite esté listo a través de la etiqueta, no abras el envase hasta que no allá pasado el tiempo recomendado.

Este tipo de aceite es mejor, aunque tampoco te limita, utilizarlo en preparaciones crudas como ensaladas, carpaccios y vinagretas.

Aceite de marihuana envasado al vacío

Esta es una técnica mucho más compleja y que requiere de ciertos aspectos técnicos que debes cumplir para que resulte exitoso, aunque no es un procedimiento artesanal es importante conocerlo y encajará muy bien para los profesionales de la cocina que decidan experimentar con aceite de cannabis.

Las proporciones son las mismas, por cada 400 mililitros de aceite de oliva para 2 gramos de cannabis, de la variedad que más te guste.

Necesitarás una máquina de envasado al vacío y bolsas especiales para este tipo de procedimiento; puedes agregar algunas cortezas cítricas secas y debes tener a la mano un termómetro de cocina para medir la temperatura.

En primer lugar debes colocar el aceite en la bolsa especial para aplicar el vacío, lo ideal es llenarla a la mitad.

Colocamos el cannabis según corresponda, esto dependerá de la cantidad de aceite que hayas vertido en la bolsa, si es el cogollo completo mucho mejor.

Aceite de cannabis

Para darle un toque especial añade un trozo de corteza de limón o naranja ya seca, cierra la bolsa ajustando muy bien el cierre hermético para que no queden burbujas de aire.

Una vez hecho esto el próximo paso es emplear la máquina de sellado al vacío.

La máquina extraerá todo el aire que tenga la bolsa internamente y a partir de ese momento puedes llevarla a cocción.

Coloca las bolsas donde se encuentre el aceite en una olla con agua fría sobre la fuente de calor, es necesario que la temperatura sea constante y se mantenga siempre al mínimo.

Para vigilar este paso introduce el termómetro en el agua y asegúrate que se mantenga entre 50 y 60 grados, no debe subir de esa temperatura.

Mientras la temperatura se va elevando progresivamente el aceite empieza a calentarse y va extrayendo los compuestos de la planta.

La cocción se extiende por 1 hora y 30 minutos o máximo 2 horas.

Una vez que lo retires del fuego saca las bolsas y deja que este aceite de marihuana para cocinar se enfríe por completo, porque es en ese momento cuando los cogollos terminarán de desprender todo su potencial.

Después con mucho cuidado abre la bolsa, pasa el aceite por un tamiz para extraer cualquier impureza que tenga y envásalo en una botella de vidrio.

Al igual que en el proceso de maceración conserva los envases en un lugar oscuro y fresco, donde no lleguen los rayos del sol.

Cuando el aceite se envasa al vacío logra infusionarse sin perder sus características de origen porque está absolutamente libre de oxígeno, este principio se cumple siempre que la temperatura no suba más de lo que está permitido.

Aceite de oliva con cannabis

Esta técnica puede servirte para preparar además de aceite, también mantequilla cannabica con ambos puedes recrear recetas cannabicas de cualquier tipo.

Aceite de marihuana artesanal

Podríamos definir esta técnica como una forma rápida de obtener aceite de marihuana artesanalmente y de forma casera. Aunque es un procedimiento muy fácil debes estar atento a no excederte en el tiempo de calor porque podrías estropear la preparación.

El primer paso es moler o grindar el cannabis, es imprescindible que elimines los tallos y ramas que resulten enteras después de molerlo. Después de obtener la materia prima procesada, disponla en una bandeja y llévala al horno a temperatura baja 100 o 110 grados centígrados durante 1 hora.

Esto se hace para asegurar que el cannabis libere todo el dióxido de carbono que pudiera generar oxidación.

Después mezclamos la marihuana, según la proporción recomendada, y se coloca en un cazo al baño maría, es importante que el agua del baño maría no rompa a hervir. Lo dejaremos cocinar durante dos o tres horas a fuego lento y recuerda remover de vez en cuando.

Aceite de cannabis para comidas

Cuando haya pasado el tiempo, filtra el aceite de marihuana con la ayuda de un colador de tela o filtro de café, y una vez se enfríe puedes refrigerarlo y usarlo para tus preparaciones.

Aunque el procedimiento es muy sencillo, algunos expertos aseguran que esta técnica puede hacer que se pierda un poco de las propiedades del cannabis debido al vapor que se libera durante su cocción.

Cada forma de producir aceite de marihuana para cocinar deberá adaptarse a los consumidores, para quienes toleran más o son fumadores frecuentes es posible utilizar más cantidad de cannabis en la elaboración del aceite.

El objetivo de cocinar con aceite de cannabis es darle un toque audaz a la comida y contribuir con el disfrute del plato, es ideal usarlo cuando preparas una cena entre amigos o para darle un sabor especial a los bocadillos de una fiesta.

Share This Post :

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escribe el código