1

Los más vendidos

  • Auto Critical XXL - Semillas a granel
    Auto Critical XXL

    Semillas a granel Auto Critical XXL, variedad autofloreciente de última...

    1,00 €
  • Gorilla Glue a granel feminizadas
    Gorilla Glue

    Las semillas Gorilla Glue a granel feminizadas generan plantas de...

    1,80 €
  • bubba kush feminizada
    Bubba Kush

    Semillas a granel de Bubba Kush Feminizada. Muy baratas y con...

    1,80 €
  • Wedding Cake a granel feminizadas
    Wedding Cake

    Las semillas Wedding Cake a granel feminizadas generan plantas de...

    1,80 €
  • Critical Bilbo Feminizada
    Critical Bilbo

    Semillas a granel de Critical Bilbo Feminizada, variedad de rápida...

    1,80 €
  • Auto Magnam XXL Autofloreciente
    Auto Magnam XXL

    Semillas a granel de Auto Magnum XXL, variedad autofloreciente...

    1,80 €
  • Black Domina Feminizada Granel
    Black Domina

    Semillas feminizadas a granel de Black Domina, genética de clara...

    1,00 €
  • Girl Scout Cookies a granel feminizadas
    Girl Scout Cookies

    Las semillas Girl Scout Cookies a granel feminizadas generan plantas...

    1,80 €
  • Critical + Feminizada
    Critical+

    Semillas de Critical + Feminizada, una de las variedades más apreciadas...

    1,80 €
  • Auto 24 Kilates XXL Autofloreciente
    Auto 24 Kilates XXL

    Auto 24 Kilates XXL, semillas a granel con genética autofloreciente de...

    1,80 €

Novedades

  • Radical Juice
    Radical Juice

    Radical Juice, proveniente del banco de semillas Ripper Seeds, es una de...

    8,00 €
  • Zombie Bride
    Zombie Bride

    La planta Zombie Bride, proveniente del banco de semillas Ripper Seeds,...

    8,00 €
  • Tropicanna Poison XL Auto
    Tropicanna Poison XL Auto

    Tropicanna Poison XL Auto, del banco Sweet Seeds, ofrece un cultivo...

    18,75 €
  • Sweet Zenzation XL Auto
    Sweet Zenzation XL Auto

    Sweet Zenzation XL Auto, del banco de semillas Sweet Seeds, es una de...

    23,25 €

La descarboxilación de la marihuana no es tan complicada como parece

Publicado por     05/08/2022 15:17:57    0Comentarios
La descarboxilación de la marihuana no es tan complicada como parece

A pesar de que por el nombre te pueda parecer algo intrincado, complejo o casi científico, la descarboxilación de la marihuana no es tan difícil ponerla en práctica como leerla o pronunciarla. Se trata de un proceso clave si quieres activar los efectos psicoactivos de tus semillas, es decir, si quieres que te de un buen subidón o un buen colocón.

¿En qué consiste la descarboxilación? ¿Cómo se hace? ¿Hay una sola forma de hacerlo?

Todas tus preguntas serán respondidas, así que quédate con nosotros.

¿En qué consiste la descarboxilación de la marihuana?

La descarboxilación es un proceso químico que hace reaccionar a las moléculas de la marihuana, aplicando calor a los cannabinoides no psicoactivos. Digamos que es como despertar sus propiedades psicotrópicas, que hasta entonces, estaban dormidas.

Esto es necesario ya que los cogollos en crudo son ácidos, es decir, se componen de THCA y CBDA. Y éstos, al exponerlos a cierta temperatura, se transforman en THC y CBD, respectivamente.

¡Tachán!

¿Entonces fumar marihuana en crudo no me hace ningún efecto?

Depende, pero normalmente no es así.

Piénsalo, cuando fumas o vapeas, se produce la descarboxilación de manera automática, ya que estás calentando o quemando la propia marihuana, transformando el THCA en THC de forma casi instantánea.

Entonces, ¿Para qué quiero descarboxilar la marihuana?

A ver, la descarboxilación no es imprescindible, pero tampoco es incompatible con realizar una descarboxilación del cannabis antes de fumar o vapear.

Si lo hacemos, activaremos de una forma más efectiva todos sus cannabinoides y terpenos, de modo que, en nuestra humilde opinión, creemos que es algo que merece la pena que hagas, si quieres disfrutar de una experiencia aún mejor.

La descarboxilación también ofrece efectos protectores. Aunque las flores de cannabis suelen ser mucho más seguras al final del cultivo, es posible que existan patógenos o que sigan atacando mientras está almacenada la marihuana. Descarboxilar el cannabis nos permite eliminar la humedad de las flores, reduciendo aún más la posibilidad de que los patógenos nos fastidien la cosecha.

Por otro lado, descarboxilar la marihuana sí que es necesario si vas a hacer alguna receta cannábica, por ejemplo, un brownie, unas galletas o mantequilla de marihuana.

Para hacerlo bien necesitamos tener perfectamente controlado dos cosas: la temperatura y el tiempo. Hay varias formas de hacerlo (que veremos más adelante), pero lo más normal es hacerlo en horno, triturando la marihuana y poniéndola a 110ºC durante 45 minutos. No pasa nada si no tienes horno ya que puedes hacerlo en microondas o incluso al baño maría.

OJO: Es muy importante que no superes los 120ºC y que revises y controles continuamente la temperatura, ya que si no, los terpenos empiezan a volatilizarse.

Por último, es importante comentar el tema del olor durante la descarboxilación. Si la marihuana normal ya huele de por sí, la marihuana descarboxilada mucho más. Si esto es algo que te preocupa especialmente por los vecinos o porque pasa mucha gente por donde tienes la marihuana, ten cuidado.

Hay gente que espera a que haga mucho viento o algo de corriente para que se puedan dispersar los olores y aromas del cannabis, y otros directamente utilizan el método del baño maría, ya que es el que deja menos olor.

Si tienes extractores profesionales o sistemas de circulación de aire que has utilizado en tu cultivo, pueden ser muy útiles también. También existen productos que ayudan a disimular el olor del cannabis o aceites naturales que lo cubren.

Descarboxilar la marihuana en horno

Existen diferentes formas y guías para descarboxilar la marihuana. Lo más común es mantener la marihuana triturada en el horno durante 45 minutos a 110ºC, pero esto se puede modificar poniendo un poco menos de temperatura durante más tiempo. Por ejemplo, 50 minutos a 105ºC. Del mismo modo, se puede hornear a 120ºC durante 30 minutos, aunque esta última opción no la recomendamos a no ser que puedas vigilar la marihuana y revisar que la temperatura no supere esos 120ºC. Si los supera, habrá terpenos que empezarán a perder sus propiedades, e incluso puedes llegar a quemar el cannabis sin querer.

Por eso, nosotros recomendamos un proceso un poco más largo con menos riesgos. Para hacerlo bien, tan sólo tienes que seguir estos pasos:

  1. Precalienta el horno a 110ºC.
  2. Tritura la marihuana lo más homogénea que puedas, usando un grinder u otro utensilio que tengas a mano. Así conseguimos que el calor afecte a toda la marihuana por igual.
  3. Coge una bandeja y coloca papel de horno. Ahora esparce la marihuana en una capa fina de manera uniforme.
  4. Con el horno ya caliente, introduce la bandeja durante 45 minutos.
  5. Saca la bandeja con cuidado y, ¡listo!

No te preocupes si ves la marihuana con un tono marrón o amarillento en vez de su verde normal. Esto significa que la descarboxilación ha salido bien.

Descarboxilar la marihuana en microondas

Esta es la forma más rápida para descarboxilar la marihuana, pero también la más peligrosa, ya que el microondas aporta calor de forma más rápida y concentrada, por lo que habrá que estar atento.

Estos son los pasos para descarboxilar la marihuana en microondas:

  1. Triturar la marihuana como antes, con un grinder o similar.
  2. Colocar la marihuana en un plato como una capa fina e introducirlo en el micro.
  3. Calentar durante 3 minutos a temperatura media.

OJO: Cada microondas es un mundo, por lo que es muy importante que vigiles el cannabis. Consulta en el manual del microondas también la temperatura de cada potencia para intentar no sobrepasar los 120ºC.

Es posible que, tras realizar los pasos anteriores, la marihuana aún no esté descarboxilada por completo, podemos verlo por el color de la misma. De modo, que volveremos a repetir el proceso vigilando atentamente en todo momento el color. También el olor será un importante aliado, tenemos que notar un olor fuerte y marcado a marihuana, nunca a quemado.

Descarboxilar la marihuana al baño maría

Esta es la forma más lenta de descarboxilar la marihuana, pero tiene una ventaja importante: el olor queda mucho más escondido, de modo que la casa no olerá tanto a marihuana como en los dos métodos anteriores. También es el método más seguro de todos, ya que es más complicado estropear la marihuana.

Los pasos para descarboxilar la marihuana al baño maría son los siguientes:

  1. No necesitamos triturar la marihuana, simplemente basta con romperla para que queden en trozos grandes.
  2. Introducimos los trozos en una bolsa de plástico y la envasamos al vacío. Este paso puede ser el más complicado, pero existen aparatos diseñados para este propósito.
  3. Ponemos agua a hervir en una cazuela.
  4. Cuando el agua empiece a hervir, bajamos la temperatura a 95ºC. Esta es la temperatura a la que se puede mantener el agua sin llegar a ebullición. Puedes consultar la temperatura con un termómetro de cocina.
  5. Sumergimos la bolsa en el agua durante una hora.

Descarboxilación natural de la marihuana

Realmente la marihuana sí que se puede descarboxilar por sí sola.

¿Sorprendido?

La exposición a los elementos es suficiente como para que el THCA se convierta en THC. El problema es que este proceso es increíblemente largo, por eso se acelera este proceso aportando calor a la marihuana.

Si quieres desbloquear el verdadero potencial psicoactivo de tu marihuana, la descarboxilación es esencial.

Descarboxilar kief, hash y otros concentrados

Puede ser que te estés preguntando, ¿Es necesario descarboxilar el hash o kief para hacer edibles?

La respuesta es sí. Si lo que quieres es colocarte, no importa la forma del cannabis, la psicoactividad se consigue con la descarboxilación. Se hace de la misma forma que con la marihuana, pero en este caso, nosotros recomendamos hacerlo siempre en horno, durante 45 minutos a 110ºC.

Recuerda que si vas a descarboxilar BHO, con el calor quedará líquido y pegajoso, así que utiliza materiales antiadherentes para no tener problemas.

Conserva la marihuana descarboxilada

El proceso de descarboxilación del THCA en THC no se para.

La marihuana sigue su proceso de descarboxilación natural y el THC se convierte en CBN. Si quieres evitar esto y conservar el máximo potencial de tu cannabis, te recomendamos que guardes y conserves tu marihuana en tarros de cristal cerrado, en un lugar fresco, o incluso, en la nevera o el congelador.

Esperamos que este artículo te haya sido útil. Ahora ya sabes que la marihuana de por sí no coloca como por arte de magia (a no ser que la fumes o la vapees, claro). La descarboxilación es un paso muy importante antes de disfrutar de nuestra cosecha que a muchos principiantes se les olvida.

Si tienes cualquier duda sobre descarboxilar marihuana, déjala en la sección de comentarios o contacta con nosotros directamente, ¡intentaremos ayudarte lo mejor que podamos!

Share This Post :

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escribe el código