1

Los más vendidos

  • Auto Critical XXL - Semillas a granel
    Auto Critical XXL

    Semillas a granel Auto Critical XXL, variedad autofloreciente de última...

    1,00 €
  • Gorilla Glue a granel feminizadas
    Gorilla Glue

    Las semillas Gorilla Glue a granel feminizadas generan plantas de...

    1,80 €
  • bubba kush feminizada
    Bubba Kush

    Semillas a granel de Bubba Kush Feminizada. Muy baratas y con...

    1,80 €
  • Wedding Cake a granel feminizadas
    Wedding Cake

    Las semillas Wedding Cake a granel feminizadas generan plantas de...

    1,80 €
  • Critical Bilbo Feminizada
    Critical Bilbo

    Semillas a granel de Critical Bilbo Feminizada, variedad de rápida...

    1,80 €
  • Auto Magnam XXL Autofloreciente
    Auto Magnam XXL

    Semillas a granel de Auto Magnum XXL, variedad autofloreciente...

    1,80 €
  • Black Domina Feminizada Granel
    Black Domina

    Semillas feminizadas a granel de Black Domina, genética de clara...

    1,00 €
  • Girl Scout Cookies a granel feminizadas
    Girl Scout Cookies

    Las semillas Girl Scout Cookies a granel feminizadas generan plantas...

    1,80 €
  • Critical + Feminizada
    Critical+

    Semillas de Critical + Feminizada, una de las variedades más apreciadas...

    1,80 €
  • Auto 24 Kilates XXL Autofloreciente
    Auto 24 Kilates XXL

    Auto 24 Kilates XXL, semillas a granel con genética autofloreciente de...

    1,80 €

Novedades

  • Radical Juice
    Radical Juice

    Radical Juice, proveniente del banco de semillas Ripper Seeds, es una de...

    8,00 €
  • Zombie Bride
    Zombie Bride

    La planta Zombie Bride, proveniente del banco de semillas Ripper Seeds,...

    8,00 €
  • Tropicanna Poison XL Auto
    Tropicanna Poison XL Auto

    Tropicanna Poison XL Auto, del banco Sweet Seeds, ofrece un cultivo...

    18,75 €
  • Sweet Zenzation XL Auto
    Sweet Zenzation XL Auto

    Sweet Zenzation XL Auto, del banco de semillas Sweet Seeds, es una de...

    23,25 €

Ofertas

Espigamiento en la marihuana: Cómo evitarlo

Publicado por     05/08/2022 14:25:32    0Comentarios
Espigamiento en la marihuana: Cómo evitarlo


Que tus plantas crezcan, normalmente suele ser algo que celebrar… Pero no siempre es así.

Que el tallo de tu planta crezca mucho más que sus hojas puede provocar que sean pobres o inestables.

Y eso es precisamente de lo que vamos a hablar hoy, del espigamiento. Quédate con nosotros, te contaremos cómo puedes evitarlo y corregirlo.

¿Qué es espigamiento?

El espigamiento o stretch no es otra cosa que el crecimiento acelerado de los tallos de la marihuana, y es algo natural para la planta. Sin embargo, puede llegar a ser malo para nuestras plantas y cogollos, ya que, si no lo evitamos o corregimos a tiempo, tendremos plantas demasiado débiles, con entrenudos muy largos y menor producción de flores (los cogollos quedan a la sombra de las copas y hojas de la planta).

Suele darse en la primera fase de floración, y en sativas o híbridos de predominancia sativa, tras 3 o 4 semanas de floración. Es decir, en el momento en el que empiezan a desarrollar los cogollos.

Como veremos más adelante, hay casos en los que este espigamiento tampoco es tan problemático, por ejemplo, en exterior, salvo que queramos que nuestro cultivo pase desapercibido o queramos controlar su crecimiento. Aunque podamos sacarle algo de partido, cabe destacar que un espigamiento muy pronunciado tampoco es positivo del todo, ya que suele reducir el rendimiento de la planta.

Vale, pero, ¿Por qué se espigan las plantas?

Existen varios factores que pueden afectar al espigamiento de tu planta, o que ésta se espigue más o menos:

  • Cultivo: Si las condiciones de tu cultivo no son las adecuadas, o sino fertilizas bien a tus plantas, pueden llegar a ser plantas demasiado espigadas.
  • Espacio: Cuida el espacio entre tus plantas, ya que, si no cuentan con espacio suficiente, las plantas se espigarán para intentar conseguir sus nutrientes.
  • Calor: Procura que la temperatura de tu cultivo no sea mayor de los 27ºC, si no, los tallos de tus plantas crecerán hasta el máximo.
  • Luz: Algo similar que con el tema del espacio. Cuando las plantas no reciben suficiente luz, crecen más de lo normal para alcanzar el foco y así encontrar la flor que necesitan. Pero ten cuidado y no te pases, ya que tampoco queremos ponerlas excesivamente cerca del foco, o las hojas de tu planta se chamuscarán. Utilizar uno u otro tipo de iluminación también afecta al espigamiento de la planta, como comentaremos más adelante.
  • Genes: Por último, ten en cuenta que las índicas suelen ser plantas bajitas, mientras que las sativas suelen tener un gran espigamiento.

Cómo evitar el espigamiento de las plantas

  • La luz es importante: La mayoría de problemas de espigamiento son consecuencia de un problema con la luz. La distancia correcta del foco para tus plantas es de aproximadamente 50cm de distancia. Es importante también que a medida que las plantas vayan creciendo, tu también vayas regulando la luz y la distancia de los focos. Por otro lado, existe una gran diferencia entre utilizar lámparas de sodio e iluminación LEC. En lo que respecta al espigamiento, las lámparas de sodio tienen un espectro de luz cálido (que hace que aumente el espigamiento), mientras que la iluminación LEC tiene un espectro más frío.
  • Dales espacio a tus plantas: A pesar de que puedas estar tentado de colocar el máximo número de plantas posible en tu armario, tienes que tener cuidado. No podemos colocar las macetas pegadas las unas con las otras. En un armario de 1,20x1,20m nos podrían caber aproximadamente 36 macetas de 7L en total, pero lo aconsejable es colocar como máximo 12, así tus plantas tendrán espacio y se podrán desarrollar a su máximo potencial.
  • Que circule el aire: Si tus plantas están espigadas y no tienen un tallo suficientemente fuerte, es muy probable que se doblen e incluso se partan. Sobre todo en interiores, tener una correcta circulación de aire es fundamental para que los tallos crezcan sanos y fuertes. El uso de ventiladores oscilantes y extractores de aire puede ser de gran ayuda. Gracias a que la planta tenga aire renovado su crecimiento será mucho más compacto.
  • Productos útiles: Como por ejemplo, los estancadores de crecimiento, pueden frenar el crecimiento de la planta y acelerar la floración.
  • Controlar el crecimiento de las raíces: Plantar en macetas más pequeñas de lo habitual te permite mantener a las plantas en el inicio de floración hasta que la planta pare de crecer. En ese momento las trasplantamos a macetas más grandes. Es importante que este trasplante lo hagamos más tarde que al inicio de la floración.
  • Elige bien tu variedad: Elegir correctamente la variedad que vamos a cultivar, en función de su genética, es un factor crucial para, no sólo evitar el espigamiento, sino para que en general nuestro cultivo vaya bien. Ver si nuestra semilla se adapta a nuestro tipo de cultivo, condiciones climáticas, etc. Si estás pensando en cultivar variedades diferentes, intenta escoger aquellas que tengas características o necesidades similares.
  • Conoce bien el periodo de crecimiento: Si sabemos con antelación que las plantas que vamos a cultivar se espigan más de lo normal, tendremos que cambiar a floración antes de tiempo, y viceversa.
  • Ojo con la temperatura: Cuando la diferencia entre la temperatura diurna y nocturna es demasiado elevada, las plantas suelen producir más giberelina, que provoca que las plantas se espiguen. La diferencia ideal suele ser alrededor de los 5ºC entre día y noche. Sin embargo, y aunque pueda parecer sorprendente, varios estudios han demostrado que si la temperatura nocturna es más alta que la diurna, la producción de giberelina se reduce a la mitad, ya que el espigamiento se suele producir durante las primeras horas de la mañana.
  • Cuidado con los fertilizantes: Que tus plantas se espiguen significa que están utilizando una gran cantidad de nutrientes (sobre todo nitrógeno y fósforo). Reducir el aporte de esos nutrientes y limitar un poco el riego antes de pasar la planta a floración, podemos frenar el espigamiento e la planta.

Marihuana espigada: ¿Cómo lo soluciono?

  • Manos a la obra: La forma más sencilla y con menos complicaciones que existe, se basa en doblar las hojas y los tallos para desviar el crecimiento de las hojas o ramas que tapan la luz a otras cepas o partes de la planta.
  • Poda: Recomendamos en concreto la poda apical o FIM para evitar o corregir la marihuana espigada. Esta poda consiste en hacer un corte en el último nodo en crecimiento, haciendo una V en la parte superior de la planta. Esto hará que cuando crezca se divida en dos colas, evitando el espigamiento. El momento clave para hacerlo es al inicio de la floración. Otros métodos que también puedes usar si no te atreves a podarla de esta manera, puedes pellizcarla en su lugar o doblar la rama (sin llegar a partirla) para detener el crecimiento vertical.
  • Aprovecha el espacio horizontal: si tienes mucho espacio horizontal sin aprovechar, puedes tutorizar y doblar las ramas hacia los lados, usando métodos como el SCROG o SOG para reducir el desarrollo vertical y fomentar el horizontal.

Marihuana autofloreciente espigada: ¿Es malo?

La marihuana espigada no siempre es un factor negativo.

El espigamiento es simplemente algo que le pasa a la planta, y que dependiendo del tipo de planta y de las condiciones del cultivo puede ser bueno o malo. Hasta ahora hemos visto que normalmente no nos beneficia para obtener una buena cosecha, y normalmente es así, cuando tenemos plantas pequeñas.

Pero ahora, vamos a ver un caso en el que para nada es malo: la marihuana autofloreciente.

Si estás en exterior o tienes un cuarto de cultivo amplio, no hay ningún problema en tener plantas de marihuana de gran tamaño. En estos casos, el espigamiento ayuda a impulsar la recta final de la cosecha, ya que proporciona más espacio vertical para el desarrollo de las colas.

Cabe destacar otros casos en los que el espigamiento nos ayuda, por ejemplo, en climas húmedos o lluviosos, ya que la estructura de la planta queda más abierta y por lo tanto es menos probable que sufra el ataque de plagas y hongos como la botrytis.

Esperamos que este artículo te haya sido útil y que no tengas problemas de espigamiento en tu próxima cosecha. Existen muchos factores que pueden influir en tu cultivo que son totalmente naturales, pero lo importante es poder prevenirlos o intentar sacarles el máximo partido (si es que podemos).

Si tienes cualquier duda respecto a este tema, déjala en los comentarios o contacta con nosotros directamente. Intentaremos resolvértela lo antes posible.

Share This Post :

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escribe el código