Categorías

Los más vendidos

Novedades

Hummus de marihuana: Información y receta

Publicado por     21/04/2021 12:14:18    0Comentarios
Hummus de marihuana: Información y receta

Cocinar con marihuana no es algo nuevo ni exótico, aunque sí lo es preparar el aceite de cannabis para consumirlo en las comidas. El tema de hoy, cómo hacer el hummus de marihuana, es algo menos convencional pero igualmente delicioso y potente.

Qué es el hummus

El hummus, el normal, es una crema de una textura gruesa, espesa, elaborada con garbanzos y proveniente de Cercano Oriente. Se prepara un puré de los mencionados garbanzos y se le añade pasta de sésamo (o tahini), ajo, limón y aceite de oliva.

Es un aperitivo con una larga historia y cuya paternidad (o maternidad, para estar acordes con el espíritu de los nuevos tiempos) se la disputan países como Líbano, Siria, Turquía, Grecia o Palestina. Es común hasta en Israel (la palabra hummus, en árabe, significa garbanzo).

Lo cierto es que tanto los garbanzos como el sésamo son originarios de aquellas regiones, así como el aceite de oliva, donde se consumían regularmente.

semillas a granel

Los garbanzos, según la historiadora gastronómica sirio-libanesa Anissa Helou, son de las primeras legumbres cultivadas por el ser humano, y en Turquía están presentes hace más de 10.000 años.

Lo mismo pasa con el tahini, ingrediente fundamental del hummus, cuyas semillas (sésamo o ajonjolí) son de las primeras semillas oleaginosas cultivadas, con una antigüedad de más de 3.000 años.

La importancia del hummus radica no en dónde surgió sino en lo delicioso y nutritivo que resulta, en lo fácil de su preparación y en lo universal que se ha vuelto (tanto que en cualquier mesa de, literalmente, cualquier país del mundo puede servirse con orgullo un plato de hummus para acompañar picoteos de lo más variopintos).

Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre el hummus tradicional y el hummus de marihuana? Pues que en el hummus de marihuana se utiliza el aceite de marihuana.

Cómo hacer el hummus de marihuana

La verdad es que la receta es igual de sencilla. Lo más complicado es conseguir el aceite de marihuana, pero en cualquier tienda de productos cannábicos lo encontrarás, o lo puedes hacer en casa, si lo prefieres.

Aquí va la receta de hummus de marihuana.

Ingredientes

  • 400 gramos de garbanzos ya cocidos o remojados de un día para el otro
  • ¼ taza de tahini
  • ¼ taza de zumo de limón exprimido justo antes
  • 2 dientes de ajo
  • ¼ taza de aceite de marihuana
  • 2 cucharadas de agua de los garbanzos
  • 1 cucharada de comino recién molido
  • Pimentón dulce al gusto
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

En la procesadora, coloca el tahini y el zumo de limón, y mezcla durante 30 segundos. Luego incorpora los garbanzos escurridos, el ajo chafado, el comino, el agua y el aceite de marihuana.

Procesa todo aproximadamente un minuto, hasta que la mezcla sea homogénea y la textura lisa y suave.

Si no quieres que la consistencia sea muy espesa o gruesa, añade más agua y vuelve a procesar. Salpimienta a gusto, verifica el sabor, y ya tienes listo tu hummus de marihuana.

Para servirlo, colócalo en una fuente y esparce por encima un chorrito más de aceite de marihuana y espolvorea pimentón dulce a tu gusto. Acompaña esta delicia con tostadas, pan pita o crudités (bastoncitos de hinojo, apio o zanahoria).

Puedes preparar una cantidad sustanciosa, ya que el hummus de marihuana se conserva bien en tupper hermético y en la nevera durante una semana.

Breve historia de la marihuana en la cocina

En tiempos remotos, la marihuana se consumía en infusiones, tinturas o aceites (o cruda, vuelta una pasta con miel, resinas o agua), pero no se fumaba.

Según una leyenda hindú, Vishnú, el dios venerado junto a Brahma y Shiva, que protege al mundo de las fuerzas destructivas, el mal y el caos, y también doma a los demonios para este fin, elaboró un brebaje de inmortalidad: el amrita.

El amrita, adivinaste, estaba hecho de cannabis. Este elixir servía para darles fuerzas a los dioses que luchaban contra los demonios, en su intento por adueñarse de los reinos espirituales y terrenales del universo.

Durante una de las batallas, que duró 12 años, Vishnú le pidió al semidiós Garuda que cuidara el amrita y lo mantuviese alejado del alcance de aquellos demonios. En el recorrido para esconderlo, algunas gotas de amrita se derramaron.

En cuatro sitios diferentes, allí donde se derramó el amrita, surgieron plantas de cannabis, según la mitología hindú.

Es así que en la India, y al menos desde 1000 a.C., se prepara el bhang, que es una mezcla de flores y hojas de marihuana que puede masticarse, fumarse o utilizarse para preparar infusiones y otras bebidas.

El bhang es parte importante de la medicina rural –usada para tratar diversidad de dolencias– y de la medicina ayurvédica. El bhang, además, es la base de innumerables recetas para elaborar trufas o bombones que se agregan al yogur, a los tés o a jugos de frutas.

En las regiones donde actualmente se encuentra Marruecos, hace también algunos miles de años, elaboraban una preparación de cannabis considerada curativa y sagrada, y en la religión islámica, que prohíbe el alcohol, está permitido, en cambio, el cannabis en forma de hachís.

En las regiones musulmanas se prepara el majoun, una confitura dulce a base de hachís (majoun quiere decir pasta, preparación).

Sin embargo, hay que reconocer que el uso de la marihuana en la cocina es bastante reciente. Alice B. Toklas, la pareja de Gertrude Stein, la escritora estadounidense que vivió en París en los años 20, preparaba unos deliciosos postres en las famosas veladas con pintores y escritores.

Estos dulces los probaron Ernest Hemingway, Sherwood Anderson, Picasso, Braque o Matisse, entre numerosos artistas que frecuentaban la casa de Stein, e incluso Toklas, en 1954, publicó un libro de memorias mezclado con recetas (titulado El libro de recetas de Alice B. Toklas) donde incluía su celebrado “Fudge con hashish”.

De este fudge con hachís dicen los conocedores que derivó el brownie, la clásica receta de chocolate que se deshace en la boca a la que se le añade marihuana. Este fudge Alice lo preparaba con mantequilla, frutos secos, canela, azúcar, higos, especias y resina de marihuana (lo que es el hachís).

Hoy en día existen muchísimas experiencias en el ámbito de la restauración (sobre todo en México y Estados Unidos) que utilizan la planta del cannabis para preparar pizzas, lasañas y diversos postres, además de otro tipo de preparaciones gourmet.

marihuana en la cocina

Cómo preparar aceite de marihuana para hacer el hummus de marihuana

Siguiendo con el tema que nos ocupa, el hummus de marihuana, si no consigues el aceite, pero en cambio tienes plantas de cannabis, puedes extraerlo en casa.

La extracción en sí es sencilla, lo que no es tan fácil es que sea apto para el consumo, ya que tendrás que eliminar todo el gas acumulado en la resina (esto se hace con una bomba de vacío, con una placa caliente o al baño maría).

Materiales

  • Filtros de papel
  • Tubo extractor de borosilicato o tubo Roller Extractor
  • Bandeja plana de vidrio apta para horno
  • Gas limpio, indicado para hacer extracciones (no gas de mechero), una o dos botellas
  • Cuchillas
  • Alcohol
  • Cacerola
  • Cogollos de marihuana
  • Guantes de tela
  • Bandeja de silicona o papel de horno

Preparación del aceite

Primero debes saber que la cocina mejor que sea vitrocerámica o eléctrica, nunca a gas. Llena el tubo extractor con los cogollos previamente deshechos en el grinder, hazlo poco a poco y prensando bien para que no haya huecos.

Una vez lleno hasta arriba, mételo al congelador junto con el gas y déjalo 24 horas completas. Al pasar el tiempo, sácalo y coloca un filtro de papel por donde saldrá el gas (y así evitas que tu aceite tenga restos de hierba).

Prepara la bandeja plana limpiándola con alcohol, a continuación sal al balcón, toma el tubo con fuerza y con la otra mano vierte el gas por un extremo. El tubo tiene que estar vertical y la bandeja debajo, para acumular el gas.

aceite de marihuana

Verás que lo depositado empieza a burbujear en la bandeja, pero el gas no se eliminará por sí solo. Coloca la bandeja sobre la cacerola llena de agua, que funcionará como tapa (y por eso el tamaño de la olla tiene que ser justo).

Pon a calentar el agua un poco antes, y luego pon la bandeja encima y deja en 2. Con la cuchilla rompe las burbujas que no exploten por sí mismas, hasta que veas que no hay más.

Baja del fuego y espera a que se enfríe. Luego, con ayuda de las cuchillas, ve sacando el aceite pegado a la bandeja y ponlo en el centro de un papel de horno, que meterás al congelador por dos minutos.

Ve haciendo una bola con todo el aceite y aplástalo en el papel de horno, mételo en una campana con una bomba de vacío y deja de uno a tres días.

Puedes disolver 1 gramo en 30 ml de aceite de oliva, y para la receta de hummus de marihuana, la cantidad correspondiente (¼ de taza son aproximadamente 59 ml, por lo que puedes utilizar 2 gramos), es decir, disolverás 2 gramos en 60 ml de aceite de oliva. Y ya tienes el aceite de marihuana listo.

Share This Post :

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escribe el código