Categorías

Los más vendidos

Microcultivos de marihuana: Calidad en espacios mínimos

Publicado por     15/03/2021 12:23:26    0Comentarios
Microcultivos de marihuana: Calidad en espacios mínimos

Una de las nuevas modalidades para obtener plantas de cannabis que más seguidores ha captado se refiere a los microcultivos de marihuana, que son demasiado prácticos para cultivar los brotes en lugares con espacios muy reducidos y desafían todas las normas relacionadas con esta actividad.

Esto se ha logrado gracias a la creación de nuevos equipos y elementos perfectos para este tipo de cultivo, así como el descubrimiento de nueva información y conocimientos amplios que se tienen hoy en día sobre el tema.

Si tienes un espacio muy reducido en casa y quieres aprovechar los beneficios de los microcultivos de marihuana nosotros te proporcionaremos toda la información que necesitas para obtener una producción de calidad.

Semillas a granel

¿Qué es el microcultivo de marihuana?

Los microcultivos de marihuana hacen referencia al proceso de plantación de las semillas de marihuana de estas plantas en interiores como se hace habitualmente, pero en espacios mucho más pequeños como mini bares, armarios roperos, torres de ordenador vacías o armarios caseros.

Estos microcultivos de marihuana se desarrollan en un lugar que mide al menos 35 cm × 35 cm × 75 cm. Esto exige también algunas modificaciones en lo que a ventilación, programa de riego y fertilización, medio de cultivo e iluminación se refiere, de acuerdo con las variedades que se cultivan.

micro cultivos de marihuana

Luz apropiada para el microcultivo

La mejor alternativa de iluminación para los microcultivos son las luces tipo LED, ya que las HPI o HPS no son adecuadas para plantaciones tan pequeñas por la cantidad de calor que emiten.

Los paneles LED son una excelente opción, ya que con uno de 15 W se puede lograr la producción de unos tres mil lúmenes. Además, este panel no suele ocupar espacio. También se puede usar un panel de 60 W, el cual se utiliza en un rango de 25 % a 50 % durante el crecimiento de la planta y de 50 % a 75 % en la floración.

¿Cuánta tierra usar?

La tierra es mejor para los microcultivos de marihuana que el sistema hidropónico, debido a que se debe evitar un crecimiento excesivo de las plantas, que sobrepase el espacio donde se cultivan, por lo que debe conservarse un equilibrio entre el tamaño de las raíces y el cuerpo de las plantas.

Considera también el hecho de que en microcultivos, la marihuana exige un riego más frecuente que la que se siembra con más tierra o en recipientes más grandes. Lo mejor en este caso es optar por macetas de tres a nueve litros, dependiendo del espacio disponible.

Instalación correcta de las lámparas de microcultivos de marihuana

Si se hace el microcultivo en un espacio vertical como un mueble pequeño, una caja para cultivo, un armario o caja de ordenador, coloca las luces principales a lo largo de varios lados de la planta. Esto mejora la penetración de la luz y evitan un desarrollo de la marihuana hacia la parte de arriba del cultivo.

Incluso si quieres tener un mayor control del cultivo, puedes usar una caja para la etapa vegetativa, en la que colocas la luz justo encima de la planta, a una distancia e intensidad adecuada para evitar su estrés lumínico; y una para el período de floración, cuyas lámparas deben ir a los lados para que la luz entre con bastante facilidad.

Es importante utilizar una malla en posición vertical que permita a las plantas crecer en el centro, con la que también las puedes entrenar y controlar su proceso de crecimiento de acuerdo con el espacio.

micro cultivos de cannabis

Riego de las plantas en microcultivos de marihuana

Este es uno de los procesos que pueden resultar un poco complejos durante el cultivo de marihuana en interiores, como consecuencia del espacio tan reducido. Por tanto, es necesario que dejes espacio suficiente alrededor de la base de las plantas, a fin de regarlas con comodidad, evitando salpicaduras en los cogollos y hojas, para prevenir la aparición de hongos.

En caso de que el lugar sea muy pequeño, asegura que puedes extraer las plantas para poder regarlas y conservar el lugar ordenado. Debido a que se ubican en sitios reducidos, no es necesario colocarles un mecanismo de riego automático, ya que basta con que uses una botella o regadera pequeña.

La ventilación en los microcultivos de marihuana

Todas las plantas necesitan aire fresco y rico en CO2 para realizar el proceso de fotosíntesis, por ello es necesario garantizar la ventilación adecuada de la marihuana, con objeto de garantizar que se desarrolle sana. Esto es algo que resulta bastante sencillo, ya que basta con instalar sobre las plantas un ventilador de salida de 24 V.

También se puede colocar un ventilador de mano en el interior del cultivo, a fin de conservar una circulación adecuada del aire, así como un ventilador de entrada pequeño justo en la zona de abajo del microcultivo.

Como en este tipo de cultivos solo crece una o dos plantas de marihuana, no es necesario recurrir a los filtros de carbono, debido a que no emiten un olor tan fuerte. Si aun así deseas disimular esto, puedes colocar dicho elemento en la parte delantera del extractor, pero esto haría más pequeño el espacio del microcultivo.

ventilación y microcultivos

¿Es posible aplicar técnicas de cultivo en los microcultivos de marihuana?

Por lo general, los microcultivos de marihuana producen plantas frondosas y pequeñas, pero para ello es necesario aplicar algunas técnicas de cultivo como estas:

Defoliación

Es un procedimiento indispensable para todos los microcultivos de marihuana, ya que cuando se aplica en una estructura vertical, estrecha, con las luces laterales, permite la eliminación del follaje innecesario, permitiendo de esa manera que la luz penetre en el cultivo para obtener cogollos gruesos y grandes.

LST

Se refiere a un método perfecto para aplicar en los cultivos pequeños de marihuana, variando solamente en la dirección en la que cada cultivador orienta el desarrollo y crecimiento de la planta, ya que la finalidad es hacer que esta se abra y facilite el acceso de la luz.

ScrOG

Utilizar la pantalla verde es otra técnica de entrenamiento muy efectiva para usar en microcultivos de marihuana, ya que cuando se aplica una pantalla vertical en plantaciones verticales y con luces laterales permite crear un dosel bastante iluminado y grande.

También es posible usarlo en vitrinas horizontales pequeñas o armarios horizontales, tal como los de cultivo tradicional, ya que así se obtiene un dosel uniforme y grueso, cargado de cogollos ricos en resina.

Scrog en micro cultivos de marihuana

HST

Los métodos de entrenamiento considerados como de alto estrés tienen un grado de complejidad superior cuando se utilizan en microcultivos de marihuana, ya que algunos de ellos como el fimming y el topping producen colas dominantes, lo que no favorece mucho a las plantaciones interiores verticales.

En caso de los cultivos anchos y de baja altura, se puede aplicar FIM o crooping en las primeras fases, a fin de obtener dosel de poca altura y con algunas colas bastante gruesas.

¿Cuándo es necesario forzar la floración de la marihuana en un microcultivo?

Lo más aconsejable es que se pase del período vegetativo al de floración cuando las plantas de marihuana ya tienen la mitad de la altura dentro de la caja para el cultivo, pues así tendrán espacio suficiente para que se estiren previo al florecimiento, sin que se acerque mucho al techo del cuarto o caja.

Como la velocidad de crecimiento de las plantas de marihuana depende, en gran medida, de la cantidad de luz que captan, cuando es elevada producen entrenudos cortos y cuando es baja su estiramiento será mayor, por lo que el espacio entre cada nudo es mayor.

Por ello, para forzar la floración de las plantas, tienes que hacer pruebas de iluminación en tu microcultivo hasta detectar el punto más adecuado para cada cepa.

Selecciona la variedad de marihuana adecuada

Antes de decidirte por hacer un microcultivo de marihuana, es muy importante que elijas la variedad adecuada, en función del espacio disponible para su siembra y desarrollo. Considera la altura de las plantas, ya que las índicas suelen ser tupidas y bajas, mientras que las sativas son estilizadas y altas.

Las índicas, durante su fase de floración, suelen estirarse en un 50 % a un 100 %, mientras que las sativas pueden duplicar o triplicar su tamaño sufrir un estirón equivalente al 200 % o 300 %.

Por tanto, las semillas de marihuana de variedad índica son las mejores alternativas para los microcultivos. También puedes optar por las variedades que son las autoflorecientes, las cuales no suelen crecer mucho porque sus genes son mayormente de la variedad índica y no dependen de los periodos de exposición a la luz para llegar a su período de floración, por lo que tardan menos en llegar a esa etapa.

Microcultivo de marihuana: Niveles de producción aproximada

Cuando cultivas una planta de marihuana en un microcultivo, puedes obtener de 25 gramos a 45 gramos de cannabis, según la rutina de fertilización, la variedad de la que se trata, las técnicas de entrenamiento empleadas y las habilidades del cultivador.

Desde el momento en que se siembra la semilla hasta su cosecha pueden pasar entre tres y cuatro meses, según la genética de las plantas y los ciclos de iluminación. Por tanto, resulta ideal para los cultivadores que consumen su propio cannabis en casa y prefieren controlar tanto su producción como su calidad.

Share This Post :

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escribe el código