Categorías

Los más vendidos

Novedades

Ofertas

Podar Marihuana | Todo lo que necesitas saber

Publicado por     04/07/2021 20:00:00    0Comentarios
Podar Marihuana | Todo lo que necesitas saber

Para conseguir esos ansiados cogollos que tanto estás esperando no basta con plantar tus semillas de marihuana y esperar a que crezcan, ya que saber cuidar tus plantas es lo que marca la diferencia entre un cultivador novato y uno experto. Puede que al principio parezca un tema bastante complicado, pero una vez que lo hagas una vez ya te darás cuenta de que no es tan complicado como parece.

Si quieres que tus plantas de marihuana crezcan más y con una cantidad mayor de cogollos tienes que aprender a podarla. Si estás deseando mejorar la producción y la calidad de tus plantas estás en el lugar adecuado.

Podar las plantas de marihuana puede parecer un proceso sencillo y no muy importante, pero realmente es de vital importancia hacerlo bien. En este post te explicaremos los diferentes tipos de poda para tus plantas de marihuana.

Hay diferentes tipos de moda de marihuana y cada uno de ellos sirve para una cosa diferente, podrás aumentar la producción, obtener una planta madre o conseguir cogollos de mayor calidad. Echa un vistazo al post y piensa en qué objetivo buscas con la poda, ¡nosotros nos encargamos de enseñarte cómo conseguirlo!

granel a 1 euro

Podar la marihuana: ¿Sirve realmente de algo?

Una de las mejores formas de mejorar el resultado de nuestras plantas de marihuana es con la poda. Hay que tener clara la diferencia entre las hojas y los cogollos. Las hojas son las encargadas de tomar nutrientes y luz para el correcto crecimiento de la planta, mientras que los cogollos son ese ansiado fruto de las plantas de marihuana que a todos los cultivadores nos encanta ver (y probar).

Al podar la planta de marihuana conseguiremos “engañar” a la planta y hacer que se destine más energía a unas cosas que a otras. Por ejemplo, si al podar eliminamos algunas de sus hojas, esto hará que se destine más energía a la producción de cogollos, consiguiendo un cogollo central mayor y probablemente una sonrisa en nuestra cara cada vez que lo miramos.

ESQUEJES

Con la obtención de esquejes podemos conseguir que una planta de marihuana se reproduzca. Para ello debemos de cortar los esquejes de la planta madre y cultivarlos de nuevo, ¡et voilá! Otra planta para la colección.

A la hora de cortar hay que emplear únicamente las yemas apicales o las puntas, de forma que al menos un nudo del esqueje quede bajo tierra una vez plantemos el esqueje. Lo siguiente será cortar las puntas de las hojas para que no se deshidraten y dejarlos en un recipiente con agua. Después solamente tendrás que enterrarlos en un jiffy o cualquier propagador.

De esta forma podrás conseguir nuevas plantas de marihuana sin necesidad de comprar semillas de marihuana.

 

PODA APICAL

Con la poda apical conseguirás frenar el crecimiento vertical de la planta para hacer que la energía se dirija hacia las ramas laterales. De esta forma se consiguen plantas más ramificadas y con una altura menor, ideal si vas a cultivar en interior o en balcón.

Para llevar a cabo la poda apical debes de cortar la punta central de la marihuana, consiguiendo que el centro del tronco tome forma de Y griega.

La poda apical funciona genial en combinación con un Scrog, ya que conseguiremos más ramas verticales. Si cultivas marihuana de floración larga o en exterior también será una muy buena forma de controlar la altura de las plantas.

Te recomendamos que utilices un poco de cera de vela para tapar por donde has cortado si aparece un hueco, ya que así evitarás que se introduzca ninguna partícula.

 

PODA FIM

La poda FIM (Fimming) es bastante parecida a la poda apical, pero con una pequeña diferencia, y es que en lugar de cortar el brote superior en su totalidad, debemos de cortar el 80% del mismo, evitando así la aparición de ese hueco que había que tapar en la poda apical.

Con la poda FIM conseguiremos 4-6 brotes nuevos principales en lo alto de la planta. De esta forma conseguiremos aumentar la producción de marihuana de forma sencilla. Además, con esta poda mejoraremos la producción de esquejes, ya que si plantamos uno podemos hacerle un FIM y tener un número de brotes mayor ya desde el principio.

Antes de podar otra vez la planta de marihuana debes de esperar a que se recupere. Si has cultivado plantas de marihuana de larga duración podrás hacer esta técnica un máximo de 3 veces.

 

LOLLYPOPPING

Esta técnica de cultivo avanzada ya no es de esas en las que frenamos el crecimiento vertical para que la planta anchee, sino que vamos a sacar el máximo potencial al cogollo central.

Esta técnica de poda de marihuana consiste en cortar las ramas bajas de la planta para concentrar la máxima producción en la parte central. Al podar las ramas del lateral conseguiremos que la luz penetre mejor, mejorando la producción y dando forma de piruleta a la planta.

Es recomendable cortar las ramas que no reciben mucha luz, ya que apenas producirán cogollos. De esta forma la energía que iba a desarrollarse en esas ramas potenciará el cogollo central.

LST

Esta es la forma ideal de aprovechar al máximo la luz solar y conseguir cogollos grandes y uniformes por toda la planta.

El LST (Low Stress Training) consiste en orientar el crecimiento de las plantas de marihuana mediante guías. Lo que debes de hacer es doblar las ramas de la planta con un cordel para así aumentar la exposición de la planta a la luz. Con este método únicamente que podar la planta en el mantenimiento.

Si ves que tu planta está empezando a concentrar los cogollos en zonas laterales de la planta, puedes cortar alguna hoja o rama para que la producción se concentre en el cogollo central.

Si cultivas tus plantas en exterior y quieres mantenerlas ocultas, esta técnica es una muy buena opción, ya que podremos camuflarla mejor y evitar a los típicos mirones.

Pizzicato

Con esta técnica conseguirás frenar el crecimiento vertical de tus plantas de marihuana, favoreciendo así el desarrollo de las ramas laterales.

Para llevar a cabo la poda de marihuana al Pizzicato tienes que aplastar los brotes centrales de cada rama con los dedos. Después de unos días la planta cicatrizará y saldrá un bulto en el sitio donde has pellizcado el brote.

Aprieta con los dedos pulgar e índice delicadamente en los brotes centrales de cada rama sin romperlos. Al principio puede parecer una técnica difícil, pero una vez lo hayas hecho varias veces irás cogiendo experiencia y el resultado mejorará poco a poco.

SUPER CROPPING

Esta técnica favorece la ramificación de las plantas de marihuana (como la poda apical), pero sin necesidad de hacer ningún corte.

Lo único que debemos de hacer es doblar las ramas que queramos para romper las fibras superficiales.  Una vez doblada solamente queda sujetarla con bridas a la maceta o a la tierra para fomentar el crecimiento vertical de las ramas que están junto al tallo central. Si estás empezando en el cultivo de marihuana te recomendamos hacer esta técnica entre 3 y 7 días antes de que empiece la fase de floración. Puedes repetir la técnica durante las 2 primeras semanas de floración.

RIB

El método RIB (Ready, I Burn) no es realmente una técnica de poda, así que ve dejando las tijeras y prepárate.

Esta técnica consiste en quemar los pistilos de los cogollos de la parte alta de la planta. Esto provocará que esas paredes celulares quemadas multipliquen sus células, creando nuevos brotes de los que saldrán cogollos sin hojas.

Este tipo de poda se hace entre los 40 y los 60 días de floración, por lo que es recomendable que lo hagas en plantas de larga floración, consiguiendo así una cosecha mayor y de mejor calidad.

 

Conclusión

Podar la marihuana es algo que se debe de hacer con detenimiento y con cariño, ya que sino todo el trabajo realizado no habrá servido para nada. Con la práctica irás entendiendo poco a poco las diferentes formas de podar la marihuana y cómo le afecta a su crecimiento y producción.

Nadie nace aprendido, por lo que no tengas miedo a equivocarte. Todos hemos tenido miedo la primera vez que cortábamos marihuana por si no lo hacíamos bien, pero ya verás que rápidamente irás familiarizándote con la poda de marihuana y te convertirás en todo un experto.

Si todavía no has comprado tus semillas de marihuana para preparar tu cultivo, ¿ a qué estás esperando? Es hora de poner en práctica todo lo aprendido y que tú mismo decidas qué tipo de poda hacer. Si tienes alguna duda puedes dejárnosla en los comentarios y te la resolveremos lo antes posible.

¡Mucha suerte con tu cultivo!

Share This Post :