Categorías

Los más vendidos

Novedades

Ofertas

Tipos de porros y cómo hacerlos

Publicado por     21/04/2021 11:30:29    0Comentarios
Tipos de porros y cómo hacerlos

Liarse un porro ha sido siempre un arte. Hacer el porro perfecto no es imposible, y ni hablar de los distintos tipos de porros, que se convierten en obras de arte efímero antes de que alguien les dé la primera calada.

Seguro que conoces a alguien (si no lo eres tú) que anda por la vida con el  kit necesario para liarse un canuto cuando y donde haga falta: buen papel de liar, la hierba, un grinder, un encendedor y boquillas, aunque estas no son estrictamente necesarias.

El grinder es una especie de molinillo donde colocas el cogollo, le das unas cuantas vueltas y tienes todo debidamente desmenuzado. Antes se usaban tijeras pequeñas (vamos, cuando no tienes cerca el grinder, puedes deshacer los cogollos hasta con las manos), pero se quedará mucha resina pegada y tardarás tus buenos minutos.

semillas a granel desde 1€

Liar porros es todo un ritual y mucha gente disfruta esta parte tanto como fumárselos, pero otra gente es más impaciente, y por ello la cultura de la marihuana ha evolucionado para facilitarnos los accesorios más eficaces y útiles.

Este post trata sobre los diferentes tipos de porros y cómo hacerlos. Hay unos muy sencillos y otros que necesitan ciertas destrezas manuales; unos cargados y bien gordos y otros normalitos. Los hay con formas diversas (en cruz, escorpión, tulipán…) para que disfrutéis tú y tus amigos.

Pero comencemos desde el principio. Necesitarás papeles de liar (normales y L), boquillas, hierba y hachís si prefieres porros puros, o hierba y tabaco para mezclar un poco, un grinder y un encendedor. Es el combo básico para cualquier fumeta.

Cómo liarse un porro convencional y clásico

¿Cuánta hierba lleva un porro normal? Es difícil decirlo porque depende de la cantidad de marihuana con que cuentes, pero habitualmente un porro se hace con entre 0,3 y 0,5 gramos de hierba.

Cuando tengas todo a mano, ya empezaremos a liar nuestro canuto. Lo primero, triturar los cogollos en el grinder. Coge un papel y una boquilla (hay paquetes de papel que traen cartoncitos para montar las boquillas). Enrolla el cartoncito y forma la boquilla.

Pon el papel con el lado del pegamento hacia arriba, y la boquilla en un extremo, no importa cuál, lo que importa es que puedas manejar bien todo. A continuación, enrolla un poco el papel con la boquilla, ajustándola y apretándola con el papel.

Coloca los cogollos desmenuzados bien repartidos a lo largo del porro y luego ve enrollando con cuidado, haciendo girar de atrás para adelante hasta dar con el grosor justo. Pasa la lengua por el extremo del papel con pegamento y sella el porro.

Usa cualquier objeto fino y puntiagudo (un palito, un lápiz, algo por el estilo) y prensa el porro por el extremo que ha quedado abierto. Prensa pero no demasiado. Enrolla ese extremo y listo.

Y ya que sabes hacerte un buen canuto, vamos a por los tipos de porros.

como liarse un porro

Tipos de porros y cómo hacerlos

Ya vimos cómo hacer un porro normal, pero si te gusta experimentar y se te da la fineza manual, hay diversos tipos de porros para escoger, con formas extrañas e inusuales.

A cualquiera de ellos puedes añadir BHO (Butane Hash Oil, o Aceite de hachís de butano) para lograr una experiencia significativa. Es un compuesto de hachís cuyo efecto es súper potente, por lo que si eres principiante utiliza apenas unas pocas gotas.

Porro mixto o Mariachis

Este porro se elabora mezclando marihuana y hachís. La cuestión con el hachís es que tienes que mezclarlo muy bien con la hierba para que pueda quemarse uniformemente. El hachís es más fácil consumirlo en pipa, bong o vaporizador.

Para hacer este porro solo tienes que mezclar muy bien ambos ingredientes y seguir el procedimiento normal.

porro hachís y marihuana

En forma de cono

Es una de las formas más tradicionales y no muy difíciles de enrollar. Solo tienes que prensarlo más hacia el lado de la boquilla y rellenar con más hierba o hachís el extremo superior. Lo que queda es darle forma de cono y te quedará hasta en forma de helado.

porro estilo cono

Porro biturbo

Se le dice así por qué se enrolla con dos boquillas (bi – turbo) y resulta en consecuencia más grande. Tienes que emplear 2 o 3 papeles para lograr enrollar bien las dos boquillas.

porro biturbo

Porro tulipán

Se llama “tulipán” porque la cabeza del porro se parece a esta flor. Tendrás que utilizar un cilindro hueco (y en ese caso usar una boquilla larga de cartón) o liar un porro normal, que funcionará como un tubo para unir el tulipán.

Une 2 papeles tamaño extra grande y forma un cuadrado. Una vez tengas la forma, a continuación dóblalo de una esquina a otra formando un triángulo, pero dejando el lado de la goma al descubierto.

Pasa la lengua por la parte engomada y dóblala para que puedas sellar el triángulo. Abre el cono y rellena con tu hierba. Ten en cuenta que cabrá mucha; luego mete el cilindro que ya tendrás previamente preparado, y con ayuda de una fina tira de papel cierra el cono con el cilindro dentro.

Lo más recomendable es que utilices la parte engomada del papel para unir el cilindro y cerrar el cono, y enrollarla mientras se va pegando. Es uno de los tipos de porros más bonitos.

porro estilo tulipan

Porro Twister o trenzado

Este es otro de los tipos de porro extravagantes que podremos hacer con mucha paciencia, en esos ratos en que la creatividad se nos sale por los poros. Necesitarás liar tres porros normales con las boquillas correspondientes.

La única diferencia es que dejarás en los tres algo de papel sobrante en el extremo (en otras palabras, no los llenes hasta el final). Corta una tira de papel con la que vas a unir los tres canutos por las boquillas (recuerda: la parte engomada del papel).

Humedece un poco la zona con el pegamento y enrolla la tira abarcando las tres boquillas. Luego, con mucho cuidado, vas a trenzar los tres porros, como si fuese el cabello, de modo que te quede una trenza normal.

El último paso es enrollar el extremo de los tres porros (aprovechando el sobrante de papel) y unirlos bien como si fuese uno solo. El resultado es un atractivo peta con tres canutos juntos trenzados.

porro trenzado

Porro Hoja de María

Este porro es una especie de homenaje a la marihuana, porque la forma final es la de una hoja de cannabis. Vas a necesitar un papel L y 6 tamaño normal, y sus boquillas.

Lía un porro con el papel L, gordo y bien relleno. Colócale su boquilla. Luego a este peta vas a hacerle 6 huequitos simétricos (3 de cada lado). Vas a liar dos pares hasta la mitad, y les pones sus boquillas.

Luego, lías otros dos algo más llenos que los primeros y, por último, los pares que quedan los rellenas completamente, poniéndoles a todos las respectivas boquillas.

A continuación, vas a meter los canutos en los huequitos: los más pequeños van cerca del filtro, en los próximos agujeros, los medianos y los más grandes en los últimos huecos.

Solo resta sellar las junturas con tiras de papel engomadas. Y voilà, ya tienes tu hoja de marihuana lista para fumarse, literalmente.

Porro imitando hoja de marihuana

Porro en cruz

Lo primero: liar un porro bien gordo con papel L con su boquilla. Luego vas a hacer otro canuto sin boquilla y con papel tamaño estándar; este será el travesaño de la cruz. Tienes que hacerlo más fino y retorcer muy bien el papel en ambos extremos.

Después atraviesa el canuto pequeño con una aguja o un punzón justo por el centro, y al porro grande le haces un agujero más grande, a la altura que prefieras. Al meter el peta pequeño en el agujero del grande procura que los agujeros de ambos coincidan, para que estén conectados.

Hazlo con cuidado de no rasgar el papel. A continuación, corta tiras de papel, las necesarias, para sellar correctamente la cruz.

porro en cruz

Porro Escorpión

Sin duda, entre los tipos de porros y cómo hacerlos, este es el más complicado, pero también el más artístico.

Necesitas papel extra grande para hacer el cuerpo. Lía un buen porro con este papel gigante y aplícale la boquilla.

Después vas a liar tres porros con papel tamaño extra grande, estos sin boquilla. Los prensas bien retorciendo en los extremos para cerrarlos correctamente. Estos porros son las patas del escorpión.

Luego toca armar dos petas más con papel tamaño extra, que serán las pinzas. Estos van con boquillas.

A los porros-patas hazles un agujero en el centro atravesándolos de lado a lado (así se conectan con el porro gigante y central). Al porro-cuerpo le haces 4 huecos que lo atraviesen, desde el centro hasta el lado sin boquilla (puedes utilizar palillos y después otra cosa más gruesa para ensanchar los agujeros).

Mete los porros-patas cuidadosamente, de modo que los huecos queden verticales para que el humo corra bien. Luego, en uno de los lados del extremo del porro gigante introduces diagonalmente un porro-pinza, y metes la otra “pinza” en el otro hueco.

El último paso es sellar bien todas las junturas con tiras de papel engomadas.

Disfruta los distintos tipos de porros y diviértete aprendiendo a hacerlos.

porro escorpion

Share This Post :

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escribe el código